Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘vancouver’

Un viaje por lo mejor del norte del continente americano

Estrada a Edith Cavell

Carretera a Edith Cavell, Montañas Rocosas

EL VIAJE

Después de varios viajes por Europa en coche, y del interrail del año anterior, decidimos esta vez cambiar de continente y hacer el viaje del verano por el continente americano, concretamente por la zona más septentrional de Norteamérica. Las razones por la que escogimos este destino fueron variadas, pero sobre todo fue la naturaleza salvaje de estes lugares lo que más peso tomó en la decisión.

La Push

La Push, EEUU

Si sois seguidores de este blog, ya tenéis una idea de nuestra forma de viajar; en el caso contrario, os comento algunas de nuestras premisas habituales para los viajes:

El único medio de transporte que llevabamos cerrado antes de empezar el viaje fueron los billetes de avión. Los demás medios de desplazamiento (tren, ferrys, coches de alquiler…) los fuimos comprando sobre la marcha.

– Teniendo en cuenta lo anterior, podíamos cambiar de ruta en cualquier momento, por lo que no teníamos ningún itinerario cerrado.

Para dormir, o íbamos sin reservar, o reservabamos como mucho con 1 o 2 días de antelación. Esto nos permite más libertad a la hora de viajar, ya que es más fácil cambiar de rumbo.

– Una premisa importante para nosotros es relacionarse con la gente, ya sean autóctonos u otros viajeros, por lo que intentaremos siempre buscar alojamientos que permitan esto, así como lugares buenos para conversar como bares o el transporte público.

– No llevamos de equipaje más que una mochila cada uno de tan sólo 20 litros. En el viaje anterior aprendimos a viajar sólo con lo necesario, y no cargar con peso inútil. Además, ni siquiera es necesario facturar en el avión.

Preto do Lago Helen Mackenzie, Illa Vancouver

Cerca del Lago Helen Mackenzie, Isla Vancouver

Con esto, podemos decir que el viaje fue prácticamente improvisado sobre la marcha, y lo podemos resumir en el siguiente itinerario:

– De Compostela a Oporto en tren, y de Oporto a Ponta Delgada (Isla de San Miguel, Azores) en avión.
– Tres días en la Isla de San Miguel y vuelo de Ponta Delgada a Toronto
– Cinco días en Toronto, incluyendo visita a las Cataratas del Niágara
– Tres días en el Tren Transcanadiense desde Toronto hasta Jasper
– Una semana en las Montañas Rocosas de Canadá
– De Jasper a Vancouver y 3 días en Vancouver
– Una semana en el Estado de Washington, en los EEUU
– Seis días en Isla Vancouver, Canadá
– Otros 3 días en Vancouver
– Vuelta a casa: de Vancouver a Compostela vía Toronto y Ponta Delgada

Lagoa das Sete Cidades

Lagoa das Sete Cidades, Azores

PRIMERA PARADA: AZORES

Ya hacía mucho tiempo que queríamos visitar las Islas Azores y la verdad es que en este viaje se puso todo a nuestro favor para hacer una parada en este paraíso. La razón fue nuestra búsqueda de vuelos baratos para cruzar el Atlántico. Después de mucho buscar, la forma más económica era a través de la compañía azoriana SATA, que tiene vuelos diarios entre Portugal, Toronto y Boston con escala en el archipiélago de los Azores, a muy buen precio.

Ponta Delgada

Ponta Delgada, Azores

Así que no lo dudamos más y cogimos un vuelo entre Oporto y Toronto haciendo una parada de tres días en la Isla de San Miguel, tiempo que consideramos suficiente para conocer un poco esta isla. Y así fue. Fueron tres días inolvidables que se nos quedaron cortos en este paraíso en medio del Océano Atlántico. En este enlace hablo sobre los mejores lugares de esta isla así como una guía práctica para viajar por ella.

Toronto

Toronto

LLEGADA A TORONTO

Ya en el continente americano, decidimos pasar un tiempo en esta gran ciudad canadiense para irnos adaptando a la vida de este país. La verdad es que la ciudad no tiene muchas cosas que la hagan un destino turístico imprescindible, como cuento en este artículo de mi blog, pero sí es un lugar agradable donde pasar por lo menos un par de días, con la posibilidad de dedicar una jornada más para visitar las Cataratas del Niágara.

Cataratas do Niágara

Cataratas del Niágara

Nosotros estuvimos al final cinco días en esta ciudad, ya que estuvimos haciendo tiempo hasta el día de partida del tren Transcanadiense, al encontrar una oferta sólo tres días antes de partir, al poco de llegar a la Toronto.

O Transcanadiense

El Transcanadiense

CRUZANDO EL PAÍS EN EL TREN TRANSCANADIENSE

Cruzar Canadá en el Transcanadiense fue una sorpresa para nosotros. Teniendo en cuenta sus precios habituales, nuestra intención inicial era cruzar el país en bus, un medio de transporte mucho más barato.

No vagón panorámico

En el vagón panorámico

Pero gracias a la oferta que encontramos sólo tres días antes pudimos disfrutar de viajar en este mítico tren…y en primera clase! En esta entrada cuento nuestras experiencias en el tren, así como vídeos mostrando el interior de las cabinas o las vistas desde el vagón panorámico.

Lago Moraine

Lago Moraine, Montañas Rocosas

LAS MONTAÑAS ROCOSAS

Aunque con la oferta del Transcanadiense podíamos hacer el viaje desde Toronto hasta Vancouver en primera clase a un precio muy económico, decidimos sacar el billete sólo hasta Jasper, para así ver las Montañas Rocosas canadienses. Y así hicimos.

A Estrada dos Glaciares

La carretera de los Glaciares, Montañas Rocosas

Paramos en Jasper y pasamos una semana por las Rocosas descubriendo paisajes salvajes impresionantes, moviéndonos en coche de alquiler. En esta entrada podéis ver la ruta que hicimos por estas montañas, especialmente por los Parques Nacionales de Jasper y Banff, así como una interesante guía práctica.

Vancouver

Vancouver

ENCUENTRO CON EL OCÉANO PACÍFICO EN VANCOUVER

Después de pasar una semana en las Rocosas, cogimos de nuevo el tren Transcanadiense (esta vez en clase económica) desde Jasper hasta la ciudad de Vancouver, ya al lado del Pacífico. Contando el día de llegada, estuvimos tres días en esta ciudad (a la que volveríamos quince días después), y podemos decir que fue un tiempo bien aprovechado.

Praias en West Vancouver

Playas en West Vancouver

Vancouver es muy distinto a Toronto. El hecho de estar en contacto con el mar por un lado, y con una enorme masa boscosa polo el otro lado, hace de Vancouver una ciudad en contacto pleno con el medio natural. De hecho, incluso podemos disfrutar del paseo por un bosque húmedo del Pacífico en el centro de la urbe, en el conocido Stanley Park.

La Push

La Push, EEUU

LAS MARAVILLAS NATURALES DEL ESTADO DE WASHINGTON

En Vancouver alquilamos un coche para dirigirnos en dirección sur a los EEUU, para pasar una semana por el Estado de Washington. Tras cruzar la frontera, y después del típico control de pasaportes, comenzamos nuestra ruta por este país disfrutando de los paisajes costeros al norte de Seattle, parando a dormir en la pequeña y hermosa localidad de Coupeville.

Monte Santa Helena

Monte Santa Helena, EEUU

Al día siguiente cogimos un ferry hasta la Península de Olympic, donde pasaríamos un tiempo en el Parque Nacional de Olympic, uno de los lugares naturales más hermosos que vimos nunca, como cuento en este post.

Monte Rainier

Monte Rainier, EEUU

Nuestro viaje por EEUU lo completamos con una visita a otras maravillas naturales del Estado de Washington: El Monte Santa Helena y el Monte Rainier, sin duda lugares imprescindibles para los amantes de la naturaleza.

Costa do Pacífico en Ucluelet

Costa del Pacífico en Ucluelet, Isla Vancouver

ISLA VANCOUVER

Desde Port Angeles, en los EEUU, cogimos un ferry para volver a Canadá, entrando por la localidad de Victoria, en la Isla Vancouver. Después de una parada a las afueras de esta ciudad, continuamos descubriendo esta isla por el centro y la costa oeste, deteniéndonos en lugares tan diferentes como Port Alberni, Tofino o Courtenay, disfrutando de la naturaleza próximas a estas poblaciones.

Lago Helen Mackenzie

Lago Helen Mackenzie, Isla Vancouver

Casi una semana fue tiempo suficiente para estar en estos lugares y decidimos volver a Vancouver para pasar los últimos días de este viaje. En esta entrada, hablo de qué vimos en Vancouver y la Isla Vancouver así como una guía práctica para moverse por allí.

Ferri Nanaimo - Vancouver

Ferry Nanaimo – Vancouver

ACABANDO EL VIAJE EN VANCOUVER

Con otro par de días más en Vancouver dimos por finalizado nuestro viaje. Como aún teníamos el coche de alquiler hasta unas horas antes de subir al avión aprovechamos para conocer los lugares próximos a Vancouver que estaban difíciles de ver en transporte público.

Vancouver dende o Stanley Park

Vancouver desde el Stanley Park

Ya en el avión, nos quedaba muchas horas de viaje de vuelta a casa, con escalas en Toronto y Ponta Delgada. En total, desde que salimos de Compostela hasta nuestra llegada pasaron 40 días. Más de un mes viajando en el que pusimos el pie por primera vez en un nuevo continente y en el descubrimos una naturaleza salvaje y desbordante. Sin duda una de los mejores viajes que hicimos.

Bosque templado de coníferas

Bosque templado de coníferas, EEUU

Pues esto es todo! Y ya sabéis que como es habitual en este blog, si tenéis alguna duda, queréis dejar aquí algún consejo más, o simplemente queréis comentar o compartir una experiencia vuestra similar, no dudéis en poner un comentario.

Anuncios

Read Full Post »

Unha viaxe polo mellor do norte do continente americano

Estrada a Edith Cavell

Estrada a Edith Cavell, Montañas Rochosas

A VIAXE

Despois de varias viaxes por Europa en coche, e do interrail do ano anterior, decidimos desta vez cambiar de continente e facer a viaxe do verán polo continente americano, concretamente pola zona máis septentrional de Norteamérica. As razóns pola que escollimos este destino foron variadas, pero sobre todo foi a natureza salvaxe deses lugares o que máis peso tomou na decisión.

La Push

La Push, EEUU

Se sodes seguidores deste blog, xa tedes unha idea da nosa forma de viaxar; no caso contrario, coméntovos algunhas das nosas premisas habituais para as viaxes:

  • O único medio de transporte que levábamos pechado antes de empezar a viaxe foron os billetes de avión. Os demais medios de desprazamento (tren, ferris, coches de aluguer…) os fomos comprando sobre a marcha.
  • Tendo en conta o anterior, podíamos cambiar de ruta en calquera momento, polo que non tiñamos ningún itinerario pechado.
  • Para durmir, ou íamos sen reservar, ou reservábamos como moito con 1 ou 2 días de antelación. Esto nos permite máis libertade á hora de viaxar, xa que é máis doado cambiar de rumbo.
  • Unha premisa importante para nós é relacionarse coa xente, xa sexan autóctonos ou outros viaxeiros, polo que tentaremos sempre de buscar aloxamentos que permitan esto, así como lugares bós para coversar como bares ou o transporte público.
  • Non levamos de equipaxe máis que unha mochila cada un de apenas 20 litros. Na viaxe anterior aprendimos a viaxar só co necesario, e non cargar con peso inútil. Ademais, nen sequera é necesario facturar o avión.
Preto do Lago Helen Mackenzie, Illa Vancouver

Preto do Lago Helen Mackenzie, Illa Vancouver

Con isto, podemos decir que a viaxe foi practicamente improvisada sobre a marcha, e a podemos resumir no seguinte itinerario:

  • De Compostela a Porto en tren, e de Porto á Ponta Delgada (Illa de San Miguel, Azores) en avión.
  • Tres días na Illa de San Miguel e voo de Ponta Delgada á Toronto
  • Cinco días en Toronto, incluíndo visita ás Cataratas do Niágara
  • Tres días no Tren Transiberiano dende Toronto ate Jasper
  • Unha semana nas Montañas Rochosas de Canadá
  • De Jasper á Vancouver e 3 días en Vancouver
  • Unha semana no estado de Washington, nos EEUU
  • Seis días en Illa Vancouver, Canadá
  • Outros 3 días en Vancouver
  • Volta á casa: de Vancouver á Compostela vía Toronto e Ponta Delgada
Lagoa das Sete Cidades

Lagoa das Sete Cidades, Azores

PRIMEIRA PARADA: AZORES

Xa facía moito tempo que queríamos visitar as Illas Azores e a verdade é que nesta viaxe púxose todo ao noso favor para facer unha parada neste paraíso. A razón foi a nosa procura de voos baratos para cruzar o Atlántico. Despois de moito buscar, a forma máis económica era a través da compañía azoriana SATA, que ten voos diários entre Portugal, Toronto e Boston con escala no arquipélago dos Azores, a moi bo prezo.

Ponta Delgada

Ponta Delgada, Azores

Así que non o dubidamos máis e collimos un voo entre Porto e Toronto facendo unha parada de tres días na Illa de San Miguel, tempo que consideramos suficiente para coñecer un pouco esta illa. E así foi. Foron tres días inesquecíbles que se nos quedaron cortos neste paraíso no medio do Océano Atlántico. Neste enlace falo sobre os mellores lugares desta illa así como unha guía práctica para viaxar por ela.

Toronto

Toronto

CHEGADA Á TORONTO

Xa no continente americano, decidimos pasar un tempo nesta gran cidade canadiense para irnos adaptando á vida deste país. A verdade é que a cidade non ten moitas cousas que a fagan un destino turístico imprescindible, como conto neste artigo do meu blog, pero sí é un lugar agradable onde pasar polo menos un par de días, coa posibilidade de dedicar unha xornada máis para visitar as Cataratas do Niágara.

Cataratas do Niágara

Cataratas do Niágara

Nós estivemos ao final cinco días nesta cidade, xa que estivemos facendo tempo ate o día de partida do tren Transcanadiense, ao encontrar unha oferta só tres días antes de partir, ao pouco de chegar á Toronto.

O Transcanadiense

O Transcanadiense

CRUZANDO O PAÍS NO TREN TRANSCANADIENSE

Cruzar Canadá no Transcanadiense foi unha sorpresa para nós. Tendo en conta os seus prezos habituais, a nosa intención inicial era cruzar o país en bus, un medio de transporte moitísimo máis barato.

No vagón panorámico

No vagón panorámico

Pero grazas á oferta que encontramos apenas tres días antes pudemos gozar de viaxar neste mítico tren…e en primeira clase! Nesta entrada conto as nosas experiencias no tren, así como vídeos mostrando o interior das cabinas ou as vistas dende o vagón panorámico.

Lago Moraine

Lago Moraine, Montañas Rochosas

AS MONTAÑAS ROCHOSAS

Ainda que coa oferta do Transcanadiense podíamos facer a viaxe dende Toronto ate Vancouver en primeira clase a un prezo moi económico, decidimos sacar o billete só ate Jasper, para así ver as Montañas Rochosas canadienses. E así fixemos.

A Estrada dos Glaciares

A Estrada dos Glaciares, Montañas Rochosas

Paramos en Jasper e pasamos unha semana polas Rochosas descubrindo paisaxes salvaxes impresionantes, movéndonos en coche de aluguer. Nesta entrada podedes ver a ruta que fixemos por estas montañas, especialmente polos Parques Nacionais de Jasper e Banff, así como unha interesante guía práctica.

Vancouver

Vancouver

ENCONTRO CO OCÉANO PACÍFICO EN VANCOUVER

Despois de pasar unha semana nas Rochosas, collimos de novo o tren Transcanadiense (desta vez en clase económica) desde Jasper ate a cidade de Vancouver, xa á beira do Pacífico. Contando ó día de chegada, estivemos tres días nesta cidade (á que voltaríamos quince días despois), e podemos decir que foi un tempo ben aproveitado.

Praias en West Vancouver

Praias en West Vancouver

Vancouver é ben distinto á Toronto. O feito de estar en contacto co mar por un lado, e con unha enorme masa boscosa polo outro lado, fai de Vancouver unha cidade en contacto pleno co medio natural. De feito, mesmo podemos gozar do paseo por un bosque húmido do Pacífico no centro da urbe, no coñecido Stanley Park.

La Push

La Push, EEUU

AS MARABILLAS NATURAIS DO ESTADO DE WASHINGTON

En Vancouver alugamos un coche para dirixirnos en dirección sur aos EEUU, para pasar unha semana polo Estado de Washington. Tras cruzar a fronteira, e despois do típico control de pasaportes, comezamos a nosa ruta por este país gozando das paisaxes costeiras ao norte de Seattle, parando a durmir na pequena e fermosa localidade de Coupeville.

Monte Santa Helena

Monte Santa Helena, EEUU

Ao día seguinte collimos un ferri ate a Península de Olympic, onde pasaríamos un tempo no Parque Nacional de Olympic, un dos lugares naturais máis fermosos que vimos nunca, como conto neste post.

Monte Rainier

Monte Rainier, EEUU

A nosa viaxe por EEUU a completamos cunha visita a outras marabillas naturais do Estado de Washington: O Monte Santa Helena e o Monte Rainier, sen dúbida lugares imprescindibles para os amantes da natureza.

Costa do Pacífico en Ucluelet

Costa do Pacífico en Ucluelet, Illa Vancouver

ILLA VANCOUVER

Desde Port Angeles, nos EEUU, collimos un ferri para voltar á Canadá, entrando pola localidade de Victoria, na Illa Vancouver. Despois dunha paradiña nos arredores desta cidade, continuamos descubrindo esta illa polo centro e a costa oeste, deténdonos en lugares tan diferentes como Port Alberni, Tofino ou Courtenay, gozando da natureza próximas á estas poboacións.

Lago Helen Mackenzie

Lago Helen Mackenzie, Illa Vancouver

Case unha semana foi tempo suficiente para estar nestes lugares e decidimos voltar á Vancouver para pasar os últimos días desta viaxe. Nesta entrada, falo do que vimos en Vancouver e a Illa Vancouver así como unha guía práctica para moverse por alí.

Ferri Nanaimo - Vancouver

Ferri Nanaimo – Vancouver

REMATANDO A VIAXE EN VANCOUVER

Con outro par de días máis en Vancouver dimos por rematada a nosa viaxe. Como aínda tiñamos o coche de aluguer ate unhas horas antes de subir ao avión aproveitamos para coñecer os lugares próximos a Vancouver que estaban difíciles de ver en transporte público.

Vancouver dende o Stanley Park

Vancouver dende o Stanley Park

Xa no avión, quedábanos moitas horas de viaxe de volta á casa, con escalas en Toronto e Ponta Delgada. En total, desde que saímos de Compostela ate a nosa chegada pasaron 40 días. Máis dun mes viaxando no que pusimos o pé por primeira vez nun novo continente e no que descubrimos unha natureza salvaxe e desbordante. Sen dúbida unha das mellores viaxes que fixemos.

Bosque templado de coníferas

Bosque templado de coníferas, EEUU

Pois isto é todo! E xa sabedes que como é habitual neste blog, se tedes algunha dúbida, queredes deixar aquí algún consello máis, ou simplemente queredes comentar ou compartir unha experiencia vosa similar, non dubidedes en poñer un comentario.

Read Full Post »

Un viaje por Isla Vancouver y la mayor ciudad de la costa del Pacífico de Canadá

Vancouver

Vancouver

Continuando con la serie de entradas que estoy publicando sobre Canadá, llegamos al punto de hacer una escala en el extremo más occidental de este país, ya a los pies del Océano Pacífico. Una zona del planeta donde lo urbano se rodea de la naturaleza más salvaje, haciendo de esta parte del mundo un lugar único, donde a pocos pasos de los rascacielos de una de las ciudades más desarrolladas del mundo puedes pasear por bosques casi vírgenes e incluso ser atacado por osos o pumas.

Preto do Lago Helen Mackenzie, Illa Vancouver

Cerca del Lago Helen Mackenzie, Isla Vancouver

En esta nueva entrada, comparto con vosotros mi viaje por la ciudad de Vancouver y por la Isla Vancouver, acompañados de mis fotografías así como de una buena serie de consejos y datos útiles para que podáis sacar el máximo partido a vuestro viaje.

Centro de Vancouver

Centro de Vancouver

LA CIUDAD DE VANCOUVER

Como muchas ciudades de Norteamérica, podemos describir a Vancouver como una ciudad moderna, con pocos años de historia, con un centro urbano financiero lleno de rascacielos de donde salen multitudes de calles que se desparraman por el resto de la metrópolis en forma de cuadrícula. Pero aparte desto, Vancouver tiene características que hacen de ella una ciudad única, un lugar donde es posible pasar varios días viendo cosas poco usuales; de hecho, ¿en qué sitio podemos pasear en plena naturaleza dentro de una metrópolis? O ¿dónde podemos ver amerizar hidroaviones en el mismo puerto de la ciudad, junto a enormes transatlánticos?.

Vancouver dende o Stanley Park

Vancouver dende el Stanley Park

Una vez que el viajero llega a Vancouver lo primero que hará es dirigirse al centro de la ciudad. En este caso, el centro es donde se concentra el mayor número de impersonales rascacielos y, como en muchas ciudades de Norteamérica, una torre que hace también de mirador, que parece de risa comparada con la CN Tower de Toronto.

Chinatown

Chinatown

En el mismo núcleo de la ciudad también tenemos el barrio más antiguo, Gastown, con edificios del siglo XIX y un reloj de vapor donde cada hora decenas de turistas lo rodean para verlo sonar. A un paso también está el barrio chino, Chinatown, haciendo de este uno de los mayores asentamientos de comunidad china de América.

Reloxio de vapor en Gastown

Reloj de vapor en Gastown

Pero algo especial tenemos ya en el mismo centro de Vancouver: su puerto. Los transatlánticos que hacen carísimos cruceiros a Alaska salen desde el mismo centro de la ciudad. Además, junto a su puerto, salen también decenas de avionetas cada hora con dirección a lugares donde la comunicación por carretera o no es posible o es complicada, ya que a no mucha distancia de la ciudad, tenemos enormes masas boscosas casi inaccesibles, poblaciones costeras sin acceso terrestre y multitud de islas.

Si continuamos paseando por su puerto en dirección al norte, llegamos a otro de los sitios que hacen la ciudad excepcional: El Stanley Park. Un hermoso bosque húmedo del Pacífico que podemos definir como un parque natural dentro de una ciudad. Numerosas rutas se pueden hacer por su interior o por la costa, andando o alquilando una bicicleta.

Stanley Park e Vancouver

Stanley Park y Vancouver

Ya a las afueras de la ciudad, podemos visitar el turístico Puente de Capilano (entrada y aparcamento carísimos), subir a la Grouse Mountain (teleférico también muy caro) o hacer unas rutas de senderismo por el Lighthouse Park.

Praias en West Vancouver

Playas en West Vancouver

Si hay tiempo y ganas de salir un poco más lejos de la ciudad, tenemos la opción de ir hasta la localidad de Whistler, situada a poco más de 100km. Es una excursión típica que hacen muchos turistas que visitan Vancouver y que recomiendo más que por el destino en sí, por los paisajes en las que discurre la carretera 99 hasta allí.

Whistler

Whistler

Otras opciones que hacen muchos de los visitantes que llegan a Vancouver y quieren continuar disfrutando de la naturaleza del entorno, es desplazarse hasta Isla Vancouver o a las Montañas Rocosas ( en este enlace podéis ver mi viaje y guía práctica de las Montañas Rocosas).

Reserva Natural do Pacific Rim

Reserva Natural de Pacific Rim

 

LA ISLA VANCOUVER

Ya que estamos en Vancouver, es recomendable coger un ferry hasta Isla Vancouver para conocer, sobre todo, la naturaleza de esta maravilla del Pacífico. No es una isla pequeña, ya que tiene 460 km de largo por 80 de ancho, pero tiene zonas naturales muy bien conservadas y accesibles que hacen que valga la pena su visita.

Costa do Pacífico en Ucluelet

Costa del Pacífico en Ucluelet

Mucha gente comienza la visita en la localidad de Victoria, que es la capital y la mayor población de la isla. Fue nuestro caso, ya que llegamos en el ferry procedente de la Península de Olympic, en los EEUU. Después lo más común es continuar por la carretera 1 hacia el norte, aunque antes recomiendo hacer una excursión de ida y vuelta por la carretera 14 que va a Port Renfrew, ya que pasa por unos hermosos paisajes costeros.

Chemainus

Chemainus

Luego recomiendo seguir por la carretera 1 y 19 en dirección a Nanaimo, hacer una parada en la localidad de Chemainus, para después desviarnos por la 4 hasta la ciudad de Port Alberni, un buen lugar en las orillas de una especie de fiordo del Océano Pacífico, donde podemos parar por lo menos un par de días para hacer excursiones por la zona, ya que está bastante céntrico, disponen de buenos servicios y alojamientos muy bien de precio.

Cameron Lake

Cameron Lake

Una des mejores excursiones que podemos hacer desde Port Alberni es hasta las localidades costeras de Ucluelet y Tofino, ya que se encuentran dentro de la hermosa Reserva Natural costera de Pacific Rim.

Praia na Reserva Natural Pacific Rim

Playa en la Reserva Natural Pacific Rim

Otros lugares que podemos visitar más cerca de Port Alberni son el Stamp River Provincial Park (donde nosotros tuvimos la suerte de ver, grabar y fotografiar un oso negro), el entorno al Cameron Lake o los impresionantes petroglifos del Sproat Lake.

Petroglifos en Sproat Lake

Petroglifos en Sproat Lake

Oso en Port Alberni. No vídeo de abaixo vese á distancia real

Oso en Port Alberni. En el vídeo de abajo se ve a distancia real

De nuevo en el lado este de la isla, y con el objetivo de conocer ahora las zonas con más altitud, recomiendo subir al Mount Washington, situado en una estación de ski cerca de la localidad de Courtenay. Desde lo alto del monte (al que podemos subir en las telesillas de la estación de ski) hay una panorámica excelente de los altos de la isla así como de toda la costa este y los montes próximos a Vancouver. Además, cerca de aquí hay varias rutas de senderismo, entre la que destaca la que va al Lago Helen Mackenzie.

Si disponemos de más tiempo, otra opción es continuar hasta Port Hardy, en el extremo norte de la isla, cosa que ya no hicimos por falta de tiempo por ser la distancia hasta alli considerable. Nosotros optamos por volver al “continente”, esta vez cogiendo el ferry en Nanaimo, finalizando nuestro tour por la isla en el parque Pipers Lagoon de esta localidad.

Porto abandoado preto de Courtenay

Puerto abandoado cerca de Courtenay

GUÍA PRÁCTICA DE VANCOUVER E ISLA VANCOUVER

Para que os sirva de ayuda a la hora de planificar vuestra visita, aquí os dejo algunas recomendaciones, consejos y precios del viaje por esta región de Canadá.

Cómo llegar

La mejor forma de llegar a Vancouver seguramente no es la más práctica, pero desde luego sí la más mítica: a bordo del tren Transcanadiense (en esta entrada cuento nuestro viaje en este mítico tren).
Aún así, el medio de transporte más lógico es el avión si utilizamos la cabeza y no el corazón, que es además el más utilizado por los turistas por ser más rápido y por lo general más económico. No hay vuelos directos a la Península Ibérica, pero sí muchísimas opciones con escalas. Nosotros utilizamos para el retorno la compañía Westjet hasta Toronto y desde allí a Oporto con la SATA, y la verdad es que nos salió bastante económico.

Lago no B&B de Victoria

Lago en el B&B de Victoria

Dónde dormir

· En Vancouver Alice’s Guest Bed and Breakfast: 106 $ (75€ aprox) noche en habitación doble con baño y desayuno. Sin duda alguna un lugar excepcional con unos anfitriones (Alice y Frank) de lo mejor que existe. Desayunos tan completos que hacen que no vuelvas a tener hambre hasta la cena. Es bastante barato, teniendo en cuenta los altos precios del alojamiento en Vancouver.

· En Victoria Cycle Inn Bed and Breakfast: 105 $ (75€ aprox) noche en habitación doble con baño compartido y desayuno. Situada a las afueras de la ciudad junto a un hermoso lago, donde podemos hasta usar una barca. Algo caro.

· En Port Alberni Sequoia House Bed and Breakfast: 95$ (67€ aprox) noche en habitación doble con baño compartido y desayuno. Sin duda un buen lugar donde pasar unos días en Port Alberni. Ron y John son geniales y los desayunos buenísimos.

· En Courtenay Salsbury House Bed and Breakfast: 100$ (68€ aprox) noche en habitación doble con baño y desayuno. Lugar muy recomendable para conocer la zona este y el Monte Washington. Muy buen desayuno.

· En Courtenay Lake Trail Guesthouse: 65$ (46€ aprox) noche en habitación doble con baño compartido y cocina común. Un buen lugar para quedarnos si queremos ahorrar unos dólares.

· En Nanaimo Bluebird Motel: 80$ (56€ aprox) noche en habitación doble con baño. Típico motel norteamericano.

Lago Helen Mackenzie

Lago Helen Mackenzie

Dónde comer y beber

· En Vancouver hay muchísimos sitios donde escoger. Uno de nuestros favoritos era el Inn Cogneato Bistro, un restaurante italiano donde se puede comer bien por poco más de 25$ dos personas en ciertos días con descuento.

· En Victoria, cerca del alojamiento que recomendé, el Glen Lake Inn es un buen lugar de comer y beber cervezas por menos de 40$ dos personas. Dos pintas de cervezas cuestan 13$.

· En Port Alberni recomiendo sin duda el restaurante chino Golden Dragon, donde pueden comer estilo buffet dos personas por menos de 30$. Justo en frente, hay un pub con la pinta de cerveza a 4.5$.

· En Courtenay varias personas nos recomendaron el Restautant Atlas, y la verdad es que nos gustó mucho. Se come bien, aunque es difícil bajar de los 50$ dos personas.

Ferri Nanaimo - Vancouver

Ferri Nanaimo – Vancouver

Cómo desplazarse

En Vancouver, lo mejor es utilizar el bus (entre 3 y 4$ según zona) y el skybus (4$ en hora punta, 2.75$ en el resto) que es una especie de metro sobre el aire.

Para moverse por Isla Vancouver lo mejor es alquilar un coche, ya que da más libertad y el combustible es bastante barato. Nosotros lo alquilamos en Vancouver, ya que con él también fuimos a los EEUU. El precio por semana en temporada alta nos salió a 650$ (450€ aprox) en la empresa Budget, aunque se puede encontrar más barato reservando con antelación o en otras compañías de menos prestigio.

Para ir hasta Isla Vancouver es necesario coger un ferry. Nosotros entramos por Victoria desde EEUU (79.5$, unos 56€, dos personas y coche) y salimos por Nanaimo a Vancouver (106$, unos 75€, dos personas y coche).

Correntes nas praias do Pacífico

Corrientes en las playas del Pacífico

Pues esto es todo! Y ya sabéis que como es habitual en este blog, si tenéis alguna duda, queréis dejar aquí algún consejo más, o simplemente queréis comentar o compartir una experiencia vuestra similar, no dudéis en poner un comentario.

Read Full Post »

Unha viaxe pola Illa Vancouver e a maior cidade da costa do Pacífico de Canadá

Vancouver

Vancouver

Continuando coa serie de entradas que estou a publicar sobre Canadá, chegamos ao punto de facer unha escala no extremo máis occidental deste país, xa aos pés do Océano Pacífico. Unha zona do planeta onde o urbano se rodea da natureza máis salvaxe, facendo desta parte do mundo un lugar único, onde a poucos pasos dos rañaceos dunha das cidades máis desenvolvidas do mundo podes pasear por bosques case virxes e mesmo ser atacado por osos ou pumas.

Preto do Lago Helen Mackenzie, Illa Vancouver

Preto do Lago Helen Mackenzie, Illa Vancouver

Nesta nova entrada, comparto con vós a miña viaxe pola cidade de Vancouver e pola Illa Vancouver, acompañados das miñas fotografías así como dunha boa serie de consellos e dados úteis para que poidades sacar o máximo partido a vosa viaxe.

Centro de Vancouver

Centro de Vancouver

A CIDADE DE VANCOUVER

Como moitas cidades de Norteamérica, podemos describir a Vancouver como unha cidade moderna, con poucos anos de historia, cun centro urbano financiero cheo de rañaceos de onde saen multitudes de rúas que se espallan polo resto da metrópole en forma de cuadrícula. Mais aparte desto, Vancouver ten caracteristicas que fan dela unha cidade única, un lugar onde é posible pasar varios días vendo cousas pouco usuais; de feito, en que sitio podemos pasear en plena natureza dentro dunha metrópole? Ou onde podemos ver amerizar hidroavións no mesmo porto da cidade, xunto a enormes transatlánticos?

Vancouver dende o Stanley Park

Vancouver dende o Stanley Park

Unha vez que o viaxeiro chega a Vancouver o primeiro que fará é dirixirse ao centro da cidade. Neste caso, o centro é onde se concentra o maior número de impersoais rañaceos e, como en moitas cidades de Norteamérica, unha torre que fai tamén de miradoiro que parece de risa comparada coa CN Tower de Toronto.

Chinatown

Chinatown

No mesmo núcleo da cidade tamén temos o barrio máis antigo da cidade, Gastown, con edificios do século XIX e un reloxio de vapor onde cada hora decenas de turistas o rodean para velo soar. A un paso tamén está o barrio chinés, Chinatown, facendo deste un dos maiores asentamentos de comunidade chinesa de América.

Reloxio de vapor en Gastown

Reloxio de vapor en Gastown

Pero algo especial temos xa no mesmo centro de Vancouver: o seu porto. Os transatlánticos que fan carísimos cruceiros a Alaska saen desde o mesmo centro da cidade. Ademáis, xunto ao seu porto, saen tamén deceas de avionetas cada hora con dirección a lugares onde a comunicación por estrada ou non é posible ou é complicada, xa que a non moita distancia da cidade, temos enormes masas boscosas case inaccesibles, poboacións costeiras sen acceso terrestre e multitude de illas.

Se continuamos a pasear polo seu porto en dirección ao norte, chegamos a outro dos sitios que fan a cidade excepcional: O Stanley Park. Un fermoso bosque húmido do Pacífico que podemos definir como un parque natural dentro dunha cidade. Numerosas rutas se poden facer polo seu interior ou pola costa, andando ou alugando unha bicicleta.

Stanley Park e Vancouver

Stanley Park e Vancouver

Xa nos arredores da cidade, podemos visitar o turístico Ponte de Capilano (entrada e aparcamento carísimos), subir ao Grouse Mountain (teleférico tamén moi caro) ou facer unhas rutas de sendeirismo polo Lighthouse Park.

Praias en West Vancouver

Praias en West Vancouver

Se hai tempo e ganas de sair un pouco máis lonxe da cidade, temos a opción de ir ate a localidade de Whistler, situada a pouco máis de 100km. É unha excursión típica que fan moitos turistas que visitan Vancouver e que recomendo máis que polo destino en sí, polas paisaxes nas que discurre a estrada 99 ate alí.

Whistler

Whistler

Outras opcións que fan moitos dos visitantes que chegan ate Vancouver e queren continuar gozando da natureza do entorno, é desprazarse ate Illa Vancouver ou ate as Montañas Rochosas ( neste enlace podedes ver a miña viaxe e guía práctica das Montañas Rochosas).

Reserva Natural do Pacific Rim

Reserva Natural do Pacific Rim

A ILLA VANCOUVER

Xa que estamos en Vancouver, é recomendable coller un ferri ate Illa Vancouver para coñecer, sobre todo, a natureza desta marabilla do Pacífico. Non é unha illa pequena, xa que ten 460 km de longo por 80 de ancho, pero ten zonas naturais moi ben conservadas e accesibles que fan que pague a pena a súa visita.

Costa do Pacífico en Ucluelet

Costa do Pacífico en Ucluelet

Moita xente comeza a visita na localidade de Victoria, que é a capital e a maior poboación da illa. Foi o noso caso, xa que chegamos no ferri procedente da Península de Olympic, nos EEUU. Despois o máis común é continuar pola estrada 1 cara o norte, aínda que antes recomendo facer unha excursión de ida e volta pola estrada 14 que vai a Port Renfrew, xa que pasa por unhas fermosas paisaxes da costa.

Chemainus

Chemainus

Logo recomendo seguir pola estrada 1 e 19 en dirección a Nanaimo, facer unha paradiña na localidade de Chemainus, para despois desviarnos pola 4 ate a cidade de Port Alberni, un bo lugar nas beiras dunha especie de fiordo do Océano Pacífico, onde podemos parar polo menos un par de días para facer excursións pola zona, xa que está bastante céntrico, dispón de bos servizos e aloxamentos moi ben de prezo.

Cameron Lake

Cameron Lake

Unha des mellores excursións que podemos facer desde Port Alberni é ate as localidades costeiras de Ucluelet e Tofino, xa que se encontran dentro da fermosa Reserva Natural costeira de Pacific Rim.

Praia na Reserva Natural Pacific Rim

Praia na Reserva Natural Pacific Rim

Outros lugares que podemos visitar máis preto de Port Alberni son o Stamp River Provincial Park (onde nós tivemos a sorte de ver, grabar e fotografiar un oso negro), o entorno ao Cameron Lake ou os impresionantes petroglifos do Sproat Lake.

Petroglifos en Sproat Lake

Petroglifos en Sproat Lake

Oso en Port Alberni. No vídeo de abaixo vese á distancia real

Oso en Port Alberni. No vídeo de abaixo vese á distancia real

De novo no lado leste da illa, e co obxectivo de coñecer agora as zonas con máis altitude, recomendo subir ao Mount Washington, situado nunha estación de ski preto da localidade de Courtenay. Dende o alto do monte (ao que podemos subir nas telesillas da estación de ski) hai unha panorámica excelente dos altos da illa así coma de toda a costa leste e os montes próximos a Vancouver. Ademáis, preto de aquí hai varias rutas de sendeirismo, entre a que destaca a que vai ao Lago Helen Mackenzie.

Se dispoñemos de máis tempo, outra opción é continuar ate Port Hardy, no extremo norte da illa, cousa que xa non fixemos por falta de tempo, ao ser a distancia ate aló considerable. Nós optamos por volver ao “continente” desta vez collendo a ferri en Nanaimo, finalizando o noso tour pola illa no parque Pipers Lagoon desta localidade.

Porto abandoado preto de Courtenay

Porto abandoado preto de Courtenay

GUÍA PRÁCTICA DE VANCOUVER E ILLA VANCOUVER

Para que vos sirva de axuda á hora de planificar a vosa visita, aquí vos deixo algunhas recomendacións, consellos e prezos da viaxe por esta rexión de Canadá.

Como chegar

A mellor forma de chegar a Vancouver seguramente non é a máis práctica, pero dende logo si a máis mítica: a bordo do tren Transcanadiense (nesta entrada conto a nosa viaxe neste mítico tren).

Ainda así, o medio de transporte máis lóxico é o avión se utilizamos a cabeza e non o corazón, que é ademáis o máis utilizado polos turistas por ser máis rápido e polo xeral máis económico. Non hai voos directos á Península Ibérica, pero sí moitísimas opcións con escala. Nós utilizamos para o retorno á compañía Westjet ate Toronto e desde alí a Porto coa SATA, e a verdade é que nos saíu bastante económico.

Lago no B&B de Victoria

Lago no B&B de Victoria

Onde durmir

· En Vancouver Alice’s Guest Bed and Breakfast: 106 $ (75€ aprox) noite en habitación doble con baño e almorzo. Sen dúbida algunha un lugar excepcional cuns anfitrións (Alice e Frank) do mellor que existe. Almorzos tan completos que fan que non volvas ter fame ate a cea. É bastante barato, tendo en conta os altos prezos do aloxamento en Vancouver.

· En Victoria Cycle Inn Bed and Breakfast: 105 $ (75€ aprox) noite en habitación doble con baño compartido e almorzo. Situada nos arredores da cidade xunto a un fermoso lago, onde podemos ate usar unha barquiña. Algo caro.

· En Port Alberni Sequoia House Bed and Breakfast: 95$ (67€ aprox) noite en habitación doble con baño compartido e almorzo. Sen dúbida un bo lugar onde pasar uns dias en Port Alberni. Ron e John son xeniais e os almorzos boísimos.

· En Courtenay Salsbury House Bed and Breakfast: 100$ (68€ aprox) noite en habitación doble con baño e almorzo. Lugar moi recomendable para coñecer a zona leste e o Monte Washington. Moi bo almorzo.

· En Courtenay Lake Trail Guesthouse: 65$ (46€ aprox) noite en habitación doble con baño compartido e cociña común. Un bo lugar para quedarnos se queremos aforrar uns dólares.

· En Nanaimo Bluebird Motel: 80$ (56€ aprox) noite en habitación doble con baño. Típico motel norteamericano.

Lago Helen Mackenzie

Lago Helen Mackenzie

Onde comer e beber

· En Vancouver hai moitísimos sitios onde escoller. Un dos nosos favoritos era o Inn Cogneato Bistro, un restaurante italiano onde comer ben por pouco máis de 25$ dúas persoas en certos días con desconto

· En Victoria, perto do aloxamento que recomendei, o Glen Lake Inn é un bo lugar para comer e beber cervexas por menos de 40$ dúas persoas. Dúas pintas de cervexas custan 13$

· En Port Alberni recomendo sen dúbida o restaurante chino Golden Dragon, onde poden comer estilo buffet dúas persoas por menos de 30$. Xusto en frente, hai un pub coa pinta de cervexa a 4.5$

· En Courtenay varias persoas recomendáronnos o Restautant Atlas, e a verdade é que nos gustou moito. Cómese ben, ainda que é difícil de baixar os 50$ dúas persoas.

Ferri Nanaimo - Vancouver

Ferri Nanaimo – Vancouver

Como desplazarse

En Vancouver, o mellor é utilizar o bus (entre 3 e 4$ segundo zona) e o skybus (4$ en hora punta, 2.75$ no resto) que é unha especie de metro sobre o aire.

Para moverse por Illa Vancouver o mellor é alugar un coche, xa que dá máis liberdade e o combustible é bastante barato. Nós o coche o alugamos en Vancouver, xa que con él tamén fomos aos EEUU. O prezo por semana en temporada alta saínos a 650$ (450€ aprox) na empresa Budget, ainda que se pode encontrar máis barato reservando con antelación ou noutras compañías de menos prestixio.

Para ir ate a Illa Vancouver é necesario coller un ferri. Nós entramos por Victoria desde EEUU (79.5$, uns 56€, dúas persoas e coche) e saímos por Nanaimo a Vancouver (106$, uns 75€, dúas persoas e coche).

Correntes nas praias do Pacífico

Correntes nas praias do Pacífico

Pois isto é todo! E xa sabedes que como é habitual neste blog, se tedes algunha dúbida, queredes deixar aquí algún consello máis, ou simplemente queredes comentar ou compartir unha experiencia vosa similar, non dubidedes en poñer un comentario.

Read Full Post »

Guía práctica de un viaje de Toronto a Vancouver en el mítico tren Transcanadiense.

O Transcanadiense

El Transcanadiense

¿POR QUÉ EN TREN?

Todos sabemos que hacer un viaje de más de 4000km en tren no es la forma más económica y aun mucho menos la más rápida de desplazarse. De hecho, entre las ciudades de Toronto y Vancouver hay varios vuelos diarios que duran unas tres horas y media y cuestan menos de 400€. Así que, si llegaste hasta aquí, ya doy por hecho que no sólo quieres desplazarte entre estas dos ciudades, sino que además buscas la esencia de un viaje mítico.

locomotoraTC

Siempre me gustó viajar en tren, y me quedé especialmente enganchado a este medio de transporte hace un año cuando hice un Interrail por Europa (y que compartí aquí en forma de diario de viaje y consejos); así que el siguiente paso era hacer un largo viaje de varios días (concretamente cuatro días), disfrutando del movimiento del vagón, el tiempo de ocio en la cabina, el encuentro con otros viajeros, las paradas en medio de la nada y, sobre todo, ver como cambia el paisaje a lo largo de los días.

O Transcanadiense nas Rocosas

El Transcanadiense en las Rocosas

NUESTRO VIAJE

Después de estar unos días en Toronto, y tras hacer una parada previa en las Azores, nuestra idea del viaje era cruzar Canadá hasta la costa Oeste, para estar allí un par de semanas conociendo la zona de Vancouver e Isla Vancouver y el estado de Washington en los Estados Unidos. Además, antes de llegar a la costa Oeste, queríamos detenernos al menos una semana en las Montañas Rocosas de Canadá, para disfrutar de los paisajes de sus Parques Nacionales. Y así hicimos al final, complementando todo esto con el Transcanadiense como cuento en esta entrada.

O vagón panorámico

El vagón panorámico

¿UNOS MOCHILEROS EN PRIMERA CLASE…ES POSIBLE?

Al día siguiente de llegar la Toronto, y aún sin tener claro cómo cruzar el país, decidimos echarle un vistazo a la web de la compañía de trenes canadiense (Viarail) para ver lo costaba el billete… pero la decepción fue enorme, ya que no bajaba de los 2000€ persona.

As vistas dende a cabina

Las vistas desde la cabina

Ya con el vistazo puesto en la opción de cruzar Canadá en avión o autobús (en los conocidos Greyhound) que nos permitían hacer el mismo desplazamiento por unos 400€, gracias a su insomnio mi pareja encontró esta página de ofertas para el billete del Transcanadiense, que permite hacer el mismo trayecto, y en unas fechas concretas, por un precio muy inferior al habitual (en nuestro caso, 525€ persona). Gracias a esto fue cómo nosotros, dos mochileros que viajan por libre, hicimos el viaje en este tren.

Parada no medio da nada

Parada en el medio de la nada

El TREN TRANSCANADIENSE

El Transcanadiense sale de la Union Station de Toronto a las 22h los martes y sábados con destino Vancouver, a dónde llegará tras algo más de cuatro días y casi 4500km. Para quién no esté dispuesto a hacer todo ese trayecto de una vez, también puede parar en las ciudades de Winnipeg y/o Jasper y estar allí unos días. Esta última opción fue la que escollimos nosotros, ya que hicimos escala en Jasper una semana para ver las Rocosas Canadienses.

LAS CLASES: SLEEPER PLUS O ECONOMY?

En el Transcanadiense hay dos tipos de clases bien diferenciadas. Por un lado la Sleeper Class, que viene a ser como la primera clase, y cuenta con cabinas privadas dobles o individuales, pensión completa, y acceso al vagón panorámico y distintas actividades como charlas de información turística o cata de vinos.

Cruzando as Rocosas

Cruzando las Rocosas

Por otro lado está la Economy Class, donde el viajero va en butaca reclinable y sin comidas incluidas. La diferencia de precio entre ellas es considerable, siendo la Sleeper Class tan cara que sólo es recomendable si tenemos la suerte de encontrar una buena oferta.

A taiga de Canadá dende o tren

La taiga de Canadá desde el tren

El VIAJE EN SLEEPER CLASS

Gracias a la suerte que tuvimos de encontrar un billete en esta clase a precio tan asequible, disfrutamos de viajar en tren desde Toronto a Jasper como nunca lo hicimos. El billete nos incluía una cabina individual para cada uno, cosa que preferimos mejor que una sola doble, ya que así tenemos más espacio. La cabina está bien equipada, ya que cuenta con un retrete, un pequeño lavabo plegable, luces, enchufes, ventilación y un asiento. En este vídeo podéis ver como son estas cabinas.

Si tiramos de una palanca que hay en uno de los laterales, ya tenemos una buena cama para dormir. Lo único malo de tener la cama desplegada es que nos impide usar el retrete, pero es que en tan poco espacio no se pueden pedir milagros. En este vídeo os muestro cómo es la cabina con la cama desplegada.

El equipamento de la cabina se complementa con una bolsa (la podéis ver en los vídeos colgada a un lado de la ventana) con toallas, champú, gel y pastillas de jabón. Hay duchas en cada vagón que son de uso común.

Corredor e ao final, as duchas

Pasillo y al final, las duchas

Viajar en Sleeper Class incluye tres comidas diarias: desayuno, comida y cena. Como no hay espacio en el vagón restaurante para todos, para cada una de ellas llaman en turnos que se escogen previamente. Yo recomiendo siempre el último turno, porque es el que más se adapta a nuestro horario peninsular y además no te apuran tanto para dar paso al turno siguiente.

A comida

La comida

En la comida te dan a escoger entre tres primeros, tres segundos y postre, y se puede considerar decente teniendo en cuenta cómo se come por Norteamérica. Lo único malo es que podía tener incluido bebidas alcólicas ligeras como una cerveza o un vaso de vino.

Polas Rocosas no Transcanadiense

Por las Rocosas en el Transcanadiense

Otra ventaja del Sleeper Class es la disponibilidad del vagón panorámico, que se agradece no sólo por las vistas, si no también por las actividades que se organizan en él como información turística o cata de vinos y cervezas.

Butacas de Economy Class

Butacas de Economy Class

El VIAJE EN ECONOMY CLASS

Muy a nuestro pesar, no encontramos oferta en la clase Sleeper Class para nuestro viaje entre Jasper y Vancouver, por lo que este trayecto tuvimos que hacerlo en Economy Class (en nuestro caso, 106€ persona). Aquí en vez de cabina personal y pensión completa el viaje se hace en una butaca abatible (eso sí, bastante cómoda) y tienes que llevar tu propia comida o comer pagando en el vagón restaurante.

Vistas dende o vagón panorámico

Vistas desde el vagón panorámico

Como el trayecto entre Jasper y Vancouver dura algo menos de un día al final sólo pasamos una noche en esta clase y la verdad es que dormimos bastante bien, ya que los canadienses son bastante respetuosos y no hubo apenas ruido en todo el vagón durante la noche.

A paisaxe dende a xanela

El paisaje desde la ventana

VIDA A BORDO DEL TRANSCANADIENSE

No hay nada que más me guste que viajar despacio y sin prisas. Y esto se cumple a bordo de este tren. Sin madrugar mucho si escogimos el último turno del desayuno, y después de un buen descanso (el movimiento del tren a mí me ayuda a dormir) la mañana va pasando entre contemplar el paisaje en el vagón panorámico y leer un libro en la cabina.

Al mediodía vuelta otra vez al vagón restaurante a compartir mesa con otros pasajeros (sientan cuatro pasajeros por mesa, y es común que los vayan variando cada vez), cosa que es fantástica para relacionarse con otros viajeros. El resto del día va pasando entre más lectura, ver el paisaje y las diferentes actividades en el vagón panorámico, donde además podemos tomarnos un café, fruta o unas galletas.

Paisaxe do interior de Canadá

Paisaje del interior de Canadá

 

Así van pasando los días a bordo, con descanso, lectura, conociendo gente y todo mientras ves cómo el paisaje va cambiando de la taiga de coníferas a las praderas del centro del país, continuando con las Montañas Rocosas y acabando con el bosque húmedo del Pacífico. Si por mí fuera, sin duda no me importaría que el viaje durara unos días más teniendo en cuenta lo que disfruto viajando así, sinceramente lo único que eché en falta fue alguna parada más durante el trayecto, ya que la única vez que pudimos bajar del tren durante un tiempo suficiente para turistear un poco fue en la ciudad de Winnipeg.

Winnipeg

Winnipeg

UN VIAJE ÚNICO…PARA LOS AMANTES DEL TREN

Claro está que si llegaste hasta este blog es porque disfrutas de viajar en tren. En este caso, estoy convencido de que ésta será para ti una experiencia única. Sin duda alguna, recomiendo que elijas la Sleeper Class…siempre que encuentres una buena oferta, así que paciencia… y mucha suerte!!

No vagón panorámico

En el vagón panorámico

Esto es todo! Y ya sabeis que como es habitual en este blog, si teneis alguna duda, quereis dejar aquí algún consejo más, o simplemente quereis comentar o compartir una experiencia vuestra similar, no dudeis en poner un comentario.

Read Full Post »

Guía práctica dunha viaxe de Toronto a Vancouver no mítico tren Transcanadiense.

O Transcanadiense

O Transcanadiense

PORQUE EN TREN?

Todos sabemos que facer unha viaxe de máis de 4000km en tren non é a forma máis económica e aínda moito menos a máis rápida de desprazarse. De feito, entre as cidades de Toronto e Vancouver hai varios voos diarios que duran unhas tres horas e media e costan menos de 400€. Así que, se chegaches ate aquí, xa dou por feito que non só queres desprazarte entre estas dúas cidades, senón que ademais andas a buscar a esencia dunha viaxe mítica.

locomotoraTC

Sempre me gustou viaxar en tren, e quedeime especialmente enganchado a este medio de transporte fai un ano cando fixen un Interrail por Europa (e que compartín aquí en forma de diario de viaxe e consellos); así que o seguinte paso era facer unha longa viaxe de varios días (concretamente catro días), gozando do movemento dos vagóns, o tempo de lecer na cabina, o encontro con outros viaxeiros, as paradas no medio da nada e, sobre todo, ver como cambia a paisaxe ao longo dos días.

O Transcanadiense nas Rocosas

O Transcanadiense nas Rocosas

A NOSA VIAXE

Despois de estar uns días en Toronto, e tras facer unha parada previa nos Azores, a nosa idea da viaxe era cruzar Canadá ate a costa Oeste, para estar alí un par de semanas coñecendo a zona de Vancouver e Illa Vancouver e o estado de Washington nos Estados Unidos. Ademais, antes de chegar á costa Oeste, queríamos deternos ao menos unha semana nas Montañas Rocosas de Canadá, para gozar das paisaxes dos seus Parques Nacionais. E así fixemos ao final, complementando todo esto co Transcanadiense como conto nesta entrada.

O vagón panorámico

O vagón panorámico

UNS MOCHILEROS EN PRIMEIRA CLASE…É POSIBLE?

Ao día seguinte de chegar a Toronto, e aínda sen ter claro como cruzar o país, decidimos botarlle unha ollada á web da compañía de trens canadiense (Viarail) para ver o custe do billete… pero a decepción foi enorme, xa que non baixaba dos 2000€ persoa.

As vistas dende a cabina

As vistas dende a cabina

Xa coa ollada posta na opción de cruzar Canadá en avión ou autobús (nos coñecidos Greyhound) que nos permitían facer o mesmo desprazamento por uns 400€, gracias ao seu insomnio a miña parella atopou  esta páxina de ofertas para o billete do Transcanadiense, que permite facer o mesmo traxecto, e nunhas datas concretas, por un precio moi inferior ao habitual (no noso caso, 525€ persoa). Grazas a isto foi como nós, dous mochileros que viaxan por libre, fixemos a viaxe neste tren.

Parada no medio da nada

Parada no medio da nada

O TREN TRANSCANADIENSE

O Transcanadiense sae da Union Station de Toronto as 22h os martes e sábados con destino Vancouver, a onde chegará tras algo máis de catro días e case 4500km. Para o que non esté disposto a facer todo ese traxecto dunha vez, tamén se pode parar nas cidades de Winnipeg e/ou Jasper e estar alí uns días. Esta última opción foi a que escollimos nós, xa que fixemos escala en Jasper unha semana para ver as Rocosas Canadienses.

AS CLASES: SLEEPER PLUS OU ECONOMY?

No Transcanadiense hai dous tipos de clases ben diferenciadas. Por un lado a Sleeper Class, que ven a ser coma a primeira clase, e conta con cabinas privadas dobres ou individuais, pensión completa, e acceso ao vagón panorámico e distintas actividades como charlas de información turística ou cata de viños.

Cruzando as Rocosas

Cruzando as Rocosas

Por outro lado está a Economy Class, onde o viaxeiro vai en butaca reclinable e sen comidas incluídas. A diferenza de precio entre elas é considerable, sendo a Sleeper Class tan cara que só é recomendable se temos a sorte de atopar unha boa oferta.

A taiga de Canadá dende o tren

A taiga de Canadá dende o tren

A VIAXE EN SLEEPER CLASS

Gracias á sorte que tivemos de atopar un billete en esta clase a prezo tan asequible, gozamos de viaxar en tren desde Toronto á Jasper coma nunca o fixemos. O billete incluíanos una cabina individual para cada un, cousa que preferimos mellor que unha soa dobre, xa que así temos máis espazo. A cabina está ben equipada, xa que conta cun retrete, un pequeno lavabo plegable, luces, enchufes, ventilación e un asiento. Neste vídeo podedes ver como son estas cabinas.

Se tiramos dunha palanca que hai nun dos laterais, xa temos unha boa cama para durmir. O único malo de ter a cama desplegada é que nos impide usar o retrete, pero é que en tan pouco espazo non se poden pedir milagros. Neste vídeo os ensino como é a cabina coa cama desplegada.

O equipamento da cabina compleméntanse cunha bolsa (a podedes ver nos vídeos colgada ao carón da fiestra) con toallas, champú, xel e pastillas de xabrón. Hai duchas en cada vagón que son de uso común.

Corredor e ao final, as duchas

Corredor e ao final, as duchas

Viaxar en Sleeper Class inclúe tres comidas diarias: almorzo, xantar e cea. Como non hai espazo no vagón restaurante para todos, para cada unha delas chaman en turnos que se escollen previamente. Eu recomendo sempre o último turno, porque é o que máis se semella ao noso horario peninsular e ademáis non te apuran tanto para dar paso ao turno seguinte.

A comida

A comida

Na comida danche a escoller entre tres primeiros, tres segundos e sobremesa, e se pode considerar decente tendo en conta como se come por Norteamérica. O único malo é que ben podía vir incluido bebidas alcólicas lixeiras como unha cervexa ou un vaso de viño.

Polas Rocosas no Transcanadiense

Polas Rocosas no Transcanadiense

Outra vantaxe do Sleeper Class é a disponibilidade do vagón panorámico, que se agradece non só polas vistas, senon tamén polas actividades que se organizan nel como información turística ou cata de viños e cervezas.

Butacas de Economy Class

Butacas de Economy Class

A VIAXE EN ECONOMY CLASS

Moi ao noso pesar, non atopamos oferta na clase Sleeper Class para a nosa viaxe entre Jasper e Vancouver, polo que este traxecto tivemos que facelo en Economy Class (no noso caso,106€ persoa). Aquí en vez de cabina privada e pensión completa a viaxe se fai nunha butaca abatible (eso si, bastante cómoda) e tes que levar a tua propia comida ou xantar pagando no vagón restaurante.

Vistas dende o vagón panorámico

Vistas dende o vagón panorámico

Como o traxecto entre Jasper e Vancouver dura algo menos dun día ao final só pasamos unha noite nesta clase e a verdade é que durmimos bastante ben xa que os canadienses son bastante respetuosos e non houbo apenas ruido en todo o vagón durante a noite.

A paisaxe dende a xanela

A paisaxe dende a xanela

VIDA A BORDO DO TRANSCANADIENSE

Non hai nada que máis me guste que viaxar amodo e sen presas. E isto se cumple a bordo deste tren. Sen madrugar moito se escollemos o último turno do almorzo, e despois dun bo descanso (o movemento do tren a min axúdame durmir) a mañá vai pasando entre contemplar a paisaxe no vagón panorámico e ler un libro na cabina.

Ao mediodía volta outra vez ao vagón restaurante a compartir o xantar con outros pasaxeiros (sentan catro pasaxeiros por mesa, e é común que os vaian variando cada vez), cousa que é fantástica para relacionarse con outros viaxeiros. O resto do día vai pasando entre máis lectura, ver a paisaxe e as diferentes actividades no vagón panorámico, onde ademais podemos tomarnos un café, froita ou unhas galletas.

Paisaxe do interior de Canadá

Paisaxe do interior de Canadá

 

Así van pasando os días a bordo, con descanso, lectura, coñecendo xente e todo mentres ves como a paisaxe vai cambiando da taiga de coníferas ás pradeiras do centro do país, continuando coas Montañas Rocosas e rematando co bosque húmido do Pacífico. Se por min fose, sen dúbida non me importaría que a viaxe durase uns días máis tendo en conta o que gosto de viaxar así, sinceramente o único que botei en falla foi algunha paradiña durante o traxecto, xa que a única vez que pudimos baixar do tren durante un tempo suficiente para turistear un pouco foi na cidade de Winnipeg.

Winnipeg

Winnipeg

UNHA VIAXE ÚNICA…PARA OS AMANTES DO TREN

Está claro que se che chegaches ate este blog é porque gozas de viaxar en tren. Neste caso, estou convencido de que ésta será para ti unha experiencia única. Sen dúbida algunha, recomendo que escollas a Sleeper Class…sempre que atopes unha boa oferta, así que paciencia… e moita sorte!!

No vagón panorámico

No vagón panorámico

Isto é todo! E xa sabedes que como é habitual neste blog, se tedes algunha dúbida, queredes deixar aquí algún consello máis, ou simplemente queredes comentar ou compartir unha experiencia vosa similar, non dubidedes en poñer un comentario.

Read Full Post »