Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 5/12/14

Una visita al paraje volcánico del Monte Santa Helena y la historia de su última erupción

Monte Santa Helena

Monte Santa Helena

Dentro de nuestro viaje por el estado de Washington de los EEUU, uno de los lugares que más interés teníamos por conocer era el famoso Monte Santa Helena (Mount Saint Helens, en inglés). Sabíamos que fue un volcán con una erupción bastante reciente, y de la que había visto un documental sobre la misma ya hace unos años. Además, una de las cosas para nosotros más importante, es que tras su última erupción, se dejó a su alrededor un área de una considerable superficie intacta después de la explosión, dejando que se regenerara de forma natural sin apenas intervención humana. Se creó así el Mount Saint Helens National Volcanic Monument.

De camiño ao Monte Santa Helena, co volcán ao fondo

De camino al Monte Santa Helena, con el volcán al fondo

LA ÚLTIMA ERUPCIÓN DEL MONTE SANTA HELENA

Pocos días antes de la erupción, el Monte Santa Helena ya avisaba de lo que iba a pasar. Varios terremotos de baja intensidad en la zona, así como una deformación en su cumbre, hacía sospechar a los expertos de que después de 100 años el volcán podía volver a explotar. Y así fue, el 18 de mayo de 1980 una grande explosión de este volcán causó una de las tragedias naturales más famosa de los Estados Unidos, llevándose por delante la vida de 57 personas, entre ellos la del famoso vulcanólogo David A. Johnston, que se encontraba a solo 10 km de la montaña.

Panorámica da cara norte do Monte Santa Helena

Panorámica de la cara norte del Monte Santa Helena

LA DESTRUCCIÓN

A diferencia de otros volcanes, y contra todo pronóstico, el Monte Santa Helena explotó de forma lateral, concretamente por su cara norte. Esto hizo que fuera mucho más destructivo que si explotase en vertical. Por lo tanto, arrasó todo lo que había en su ladera septentrional con la explosión, seguido después de desplazamientos de barro y ceniza, además de riadas causadas al derretirse la nieve acumulada en la montaña.

Val de North Fork Toutle River

Valle de North Fork Toutle River

LO QUE VEMOS EN LA ACTUALIDAD

Como comenté anteriormente, las autoridades decidieron dejar el lugar tal cual quedó después de la erupción, dejando además que se regenerara de forma natural. Así, hoy en día, se puede apreciar perfectamente los restos proyectados por el volcán en la cara norte del mismo, incluso se pueden apreciar la magnitud de su onda expansiva en la posición de los troncos de los árboles caídos, como quedaron el 18 de mayo de 1980.

Árbores caídos tras a erupción de 1980

Árboles caídos tras la erupción de 1980

También vemos la huella que dejaron el barro y la ceniza en el enorme valle del North Fork Toutle River, que causó una gran destrucción.

LA VISITA EN LA ACTUALIDAD

Hoy en día, una de las funciones de la figura de protección del Mount Saint Helens National Volcanic Monument es la de enseñar a la población la naturaleza volcánica del lugar. Para ello cuenta con dos centros de interpretación, uno de ellos muy cerca del cráter, y que lleva el nombre de Johnston Ridge Obsevatory, en honor al vulcanólogo fallecido en el mismo momento de la explosión. Hasta él se llega por la carretera 504, que sale de la localidad de Castle Rock, y por la que vamos disfrutando del paisaje del valle de North Fork Toutle River, a veces con el Monte Santa Helena al fondo. Todo esto se puede hacer perfectamente en una excursión de un día, suficiente para ver el volcán y los centros de interpretación. Para dormir, no hay mucha oferta de alojamiento cerca del volcán, y los pocos que hay son o campings o sitios caros, pero podemos encontrar moteles muy bien de precio en localidades vecinas como Castle Rock.

Castle Rock

Castle Rock

Pues esto es todo! Y ya sabéis que como es habitual en este blog, si tenéis alguna duda, queréis dejar aquí algún consejo más, o simplemente queréis comentar o compartir una experiencia vuestra similar, no dudéis en poner un comentario.

Read Full Post »

Unha visita ao paraxe volcánico do Monte Santa Helena e a historia da súa última erupción

Monte Santa Helena

Monte Santa Helena

Dentro da nosa viaxe polo estado de Washington dos EEUU, un dos lugares que máis interese tiñamos por coñecer era o famoso Monte Santa Helena (Mount Saint Helens, en inglés). Sabíamos que foi un volcán cunha erupción bastante recente, e da que vira un documental sobre a mesma xa fai uns anos. Ademáis, unha das cousas para nós máis importante, é que tras a súa última erupción, deixouse ao seu redor unha área dunha considerable superficie tal cual despois da explosión, deixando que se rexenerase de forma natural sen apenas intervención humana. Creouse así o Mount Saint Helens National Volcanic Monument.

De camiño ao Monte Santa Helena, co volcán ao fondo

De camiño ao Monte Santa Helena, co volcán ao fondo

A ÚLTIMA ERUPCIÓN DO MONTE SANTA HELENA

Poucos días antes da erupción, o Monte Santa Helena xa avisaba do que ía pasar. Varios terremotos de baixa intensidade na zona, así como unha deformación na súa cumbre, facía sospeitar aos expertos de que despois de 100 anos o volcán podía volver a estoupar. E así foi, o 18 de maio de 1980 unha grande explosión deste volcán causou unha das traxedias naturais máis famosa dos Estados Unidos, levándose por diante a vida de 57 persoas, entre eles a do famoso vulcanólogo David A. Johnston, que se atopaba a só 10 km da montaña.

Panorámica da cara norte do Monte Santa Helena

Panorámica da cara norte do Monte Santa Helena

A DESTRUCCIÓN

A diferencia de outros volcáns, e contra todo prognóstico, o Monte Santa Helena explotou de forma lateral, concretamente pola súa cara norte. Esto fixo que fose moito máis destructivo que se estourara en vertical. Polo tanto, arrasou todo o que había na súa ladeira septentrional coa explosión, seguido despois de desprazamentos de barro e cinza, ademáis de riadas causadas ao derretirse a neve acumulada na montaña.

Val de North Fork Toutle River

Val de North Fork Toutle River

O QUE VEMOS NA ACTUALIDADE

Como comentei anteriormente, as autoridades decidiron deixar o lugar tal cual quedou despois da erupción, deixando ademáis que se rexenerase de forma natural. Así, hoxe en día, se pode apreciar perfectamente os restos proxectados polo volcán na cara norte do mesmo, mesmo se poden apreciar a magnitude da súa onda expansiva na posición dos troncos dos árbores caídos, como quedaron o 18 de maio de 1980.

Árbores caídos tras a erupción de 1980

Árbores caídos tras a erupción de 1980

Tamén vemos a pisada que deixaron o barro e a cinza no enorme val do North Fork Toutle River, que causou unha gran destrucción.

A VISITA NA ACTUALIDADE

Hoxe en día, unha das funcións da figura de protección do Mount Saint Helens National Volcanic Monument é a de ensinar á poboación a natureza volcánica do lugar. Para elo conta con dous centros de interpretación, un deles moi preto do cráter, e que leva o nome de Johnston Ridge Obsevatory, en honor ao vulcanólogo falecido no mesmo momento da explosión. Ate el chégase pola estrada 504, que sae da localidade de Castle Rock, e pola que vamos gozando da paisaxe do val de North Fork Toutle River, ás veces co Monte Santa Helena ao fondo. Todo isto pódese facer perfectamente nunha excursión dun día, suficiente para ver o volcán e os centros de interpretación. Para durmir, non hai moita oferta de aloxamento preto do volcán, e os poucos que hai son ou campings ou sitios caros, pero podemos atopar moteles moi ben de prezo en localidades veciñas como Castle Rock.

Castle Rock

Castle Rock

Pois isto é todo! E xa sabedes que como é habitual neste blog, se tedes algunha dúbida, queredes deixar aquí algún consello máis, ou simplemente queredes comentar ou compartir unha experiencia vosa similar, non dubidedes en poñer un comentario.

Read Full Post »